Calidad. Cuando decimos esa palabra, normalmente, nos enfocamos directamente en el resultado de un servicio o producto ¿cierto?. Lo reducimos al concepto de si algo es bueno o no.  Pero realmente ¿sabes cómo mejorar la calidad en tu negocio digital?.

Voy a tratar de responder a esa pregunta. Y cómo no puede ser de otra forma en este espacio, basándome en mi experiencia profersonal 😉

¡¡Comenzamos!!

¿Por qué te hablo sobre calidad?

Antes de continuar, te voy a contar por qué he decidido lanzarme de lleno a escribir sobre este tema. Ya sabes, yo y mis “porqueses”.

Sabes que estoy dando mis primeros pasos cómo emprendedora digital. Aún sin que me lo pidas, ya te estoy ofreciendo ayuda, ya te lo contaré al final.

Y, si me sigues, ya sabes también de mi experiencia en el área de calidad. Y te podría decir y resumir: te voy a hablar de esto porque es un área en la que tengo experiencia y te quiero ayudar.

Pero no, es algo más que eso.

Te voy a hablar sobre calidad porque me trae de cabeza. Así, tal cual. Pero tengo una buena noticia, acabo de ver la luz :-).

 

Calidad – Por qué es importante para los negocios digitales

Si escribes en un blog como yo o publicas en redes sociales, es natural obtener inspiración en otras publicaciones, documentarse para hablar con propiedad y todas esas cosas que hacemos para comunicarnos con nuestra audiencia. Lo que viene siendo, curación de contenidos ¿verdad?.

Estos puntos que te voy a detallar a continuación, quiero que sepas, que son de cosecha propia y basados en mi experiencia.

Por supuesto, ni voy a inventar la rueda, ni a descubrir América ni tengo la verdad absoluta. Pero si por algo escribo aquí, es para tener una vía de escape y contarte mis reflexiones e inquietudes sin tapujos.

Al grano que me lío. Para mí es importante implementar un sistema de calidad por:

¿Qué te parece? Cuando empecé pensé que iban a ser menos puntos, y seguro que hay más. ¿Sabías todas estas ventajas?.

Mi decisión para implementar calidad en mis proyectos

Cómo imaginarás, mi cabeza no para de dar vueltas.

Dudas, dudas y más dudas.

Pero lo que sí tengo claro es cómo debe funcionar mi negocio por dentro.

Quizás no tenga una estrategia super trabajada, quizás no seré trending topic ni mis seguidores aumentarán exponencialmente, ni me sienta abrumada (y orgullosa) de que hablen de mí. Y hablando de redes sociales, voy a ser simple con la palabra calidad. Prefiero calidad a cantidad ¿te suena esa frase?.

Y sí, lo tengo claro y además desde el primer día. Tengo que empezar por mí misma y por mi negocio a implementar un sistema de calidad que me ayude a controlar y evolucionar en todos mis proyectos. Si no lo hago, ¿Cómo pretender ayudar a nadie?.

Y cuando me puse a ello, miré el calendario y mi cuenta bancaria…me eché las manos a la cabeza: “¿Pero dónde vas criaturita? ¡¡pero si no tienes tiempo (ni dinero) para llevarlo a cabo!! ¡¡no serías capaz de hacer ni la mitad de las acciones!!. “

Calidad, ¿Cómo la implemento en mi negocio?

Llegado ese momento pisé suelo e hice un ejercicio de autocontrol.

Me di cuenta que era imposible implementar yo solita, en ese momento, ese Sistema de Calidad que tenía en mente. Imposible documentar todo lo que se necesita, mientras que pongo en marcha mi negocio e intento monetizar mis conocimientos y servicios más pronto que tarde.

victoria-trabajando-mirando-ventana

Entonces me dije: “Relájate, no tienes jefes, eres tu propia jefa. Nadie va a venir a auditar tu negocio en dos meses. Nadie está viendo lo que estás haciendo en tu trastienda. Tú decides: El qué, el cómo y el cuándo. Tú tienes la solución: Pensar en una alternativa VIABLE.

Y es que realmente me estaba agobiando, porque un Sistema de Calidad, desde la perspectiva de mi experiencia, conlleva mucho esfuerzo y dedicación plena. Es un proyecto en sí. De hecho, en mis años “mozos” que dirían los antiguos, yo era parte de aquel proyecto, y dedicaba mi jornada completa a ello, para dar soporte al resto de compañeros de la Factoría (ía ía ou) de Software.

Mis dos primeras alternativas para implementar un sistema de calidad

En un principio, tenía dos alternativas:

  1.  Dedicar todo el tiempo necesario a estudiar mi negocio, documentarlo y hacer una base firme para establecer mi sistema de mejora continua. Eso sería súper ideal, ¿no te parece?. Además es lo que se suele recomendar.
  2. Contratar a alguien para que me ayudara a ello y hacerlo todo requetebien, para poner 5 estrellas a mis proyectos desde el principio.

Ninguna de las dos opciones era posible.

La alternativa. Calidad de una forma natural.

Cómo soy así de positiva, el agobio del que te hablaba antes sólo se adueñó de mí media mañana. Me agarré como a un clavo ardiendo a una frase que rula mucho por este mundillo digital.

“Antes hecho que perfecto”

La primera vez que lo escuché, si te digo la verdad, me sonó a excusa. Pero pensándolo detenidamente, me dije…¿y si en lugar de excusa lo convierto en un plan?.

Se me encendió la bombillita.¡¡Claro tontainas!! ¡¡pero si hasta el propio sistema de calidad que conoces te lo dice!!.”

La Calidad no consiste en hacerlo todo perfecto y bien. Consiste en:

Además, en su día, me dedicaba a inculcar en los equipos de trabajo, que la calidad debía de ser algo que se trabajara de forma natural, en el día a día, como parte de las tareas del proyecto.

Por otro lado, el sistema de calidad que yo siempre tengo en mente, está estructurado en “escalones” progresivos y cada escalón en distintas áreas de procesos.
Más fácil imposible. ¿Cómo lo hago entonces?. Empezando por el escalón más bajo y centrándome en las áreas de procesos más importantes y fáciles. Por supuesto, no centrando todos mis esfuerzos en ello, cómo si fueran acciones que hay que implementar ya, aquí, ahora y de forma urgente, cómo si no pudiera continuar porque no cumplo con lo establecido.

gráfico….

¿Qué sistema de calidad implantar en mi proyecto digital?

Sin dar más vueltas, esto sí que lo tenía fácil. Ya en su día tuve la osadía de llevar al terreno sanitario el único sistema de calidad en el que tengo experiencia. El Software Capability Maturity Model (SW-CMM).

Al realizar el Proyecto de Fin de Ciclo en mis estudios de Documentación Sanitaria, decidí unir dos áreas que me fascinan:

Así de atrevida. Fusionando, inventando procesos y procedimientos.

Lo disfruté cómo una enana. Me colé, tal cual, en varios congresos médicos para ver lo que se “cocía” sobre calidad en el mundo sanitario. No quería limitarme al hospital donde trabajaba. Con toda mi cara y en plan espía, buscaba por internet dónde iba a ser el próximo, cuadraba turnos, llamaba para preguntar los requisitos para entrar y allá iba yo. A tomar nota en la última fila. Aún recuerdo esconderme del Gerente del Hospital para no darle explicaciones de qué hacía yo allí.

El resultado, un libro con ejemplos de procedimientos, procesos y diagramas de flujo basados en mi experiencia cómo Técnica de Calidad y cómo personal de Administración Hospitalaria. Y por supuesto. Un sobresaliente en mi expediente, cómo no podía ser menos ;-).

En este momento, ¡¡lo más fácil aún!!. Porque un proyecto de software en una gran multinacional no se difiere tanto de cualquier proyecto nuestro como profesional digital.

Conclusión. Adaptar CMM a los micro/macro negocios digitales.

¿Cómo adaptar CMM a mi emprendimiento?

En esto no me voy a explayar mucho en parrafadas. En este caso, una imagen vale más que mil palabras.cmm-calidad-profesionales-digitales

 

Mi nivel de calidad actual

Mi fase de CAOS, por suerte, ya pasó. Justo el mes pasado.

Desde el mes de diciembre de 2020 hasta Abril de 2021 me dediqué a definir mi marca personal, mi filosofía y sobre todo y ante todo MIS SERVICIOS.

Aunque ya venía adelantándome, consciente o inconscientemente, a todo lo que implica el siguiente nivel.

En este momento, estoy adaptando el nivel 2 – repetible, a mi forma de trabajo, y viceversa.

Y así, como un libro abierto te lo resumo:

nivel2-cmm-calidad-profesionales-digitales

Tú también puedes unirte a mi proyecto de calidad

Y así de claro lo vi. Y así lo estoy haciendo. Y así lo estoy compartiendo contigo.

Porque inmersa en el caos de la primera fase, ya iba yo un paso por delante y pensando en cómo ayudarte en tu organización de archivos y carpetas.

Y después ha sido cuando he puesto claridad y orden en toda la nube que tenía en mi cabeza, tomando dos decisiones claves:

A quién me dirijo en cuestión

Pues mira, yo lo tengo muy claro. Quizás yo sea muy testaruda, o mis ideas son una locura, o quizás las dos cosas a la vez. Las personas que me han aconsejado no están de acuerdo conmigo.

Me explico. Se supone que desde mi posición de Asistente Virtual, las personas a las que me dirijo, mi audiencia, mi cliente ideal, mi nicho piensan en contratarme para delegar en mí ciertas tareas y despreocuparse por completo de ellas. Eso es así. Y precisamente no es lo que yo estoy pensando hacer.

Pero, ahora lanzo al aire una serie de preguntas:

Entonces, puedes unirte a mí…estés en el escalón que estés, si:

¿Y por qué eso de trabajar en equipo?

Le llamo así, trabajar en equipo, aunque no haya contratos de por medio y ni tan siquiera nos conozcamos.

La cuestión es que iré lanzando una serie de desafíos, paquetes de servicios, formaciones…en las que compartiré contigo el paso a paso de la implementación de mi particular sistema de calidad. Con varios objetivos:

¿A qué nivel llegaremos? ¿Cuándo?

Te voy a ser muy muy realista y por lo tanto no te voy a regalar el oído.

Si conseguimos completar con éxito todos los puntos del nivel 2 y sobre todo mantenerlo, habremos hecho mucho por nuestros negocios.

Sobre fechas…”be water my friend!”. Te puedo asegurar que yo no le puedo dedicar el 100% de mi tiempo a todo esto, así que creo que iré a una velocidad de crucero, más bien lenta.

¿Un área cada mes o mes y medio?. Te contesto a la gallega “DEPENDE”.

Y no lo olvides:

Haz que todos tus días sean brillantes

portada-orden-mental-digital-sistema-documental-GRATIS

INSCRÍBETE AL DESAFÍO
“ORDEN MENTAL, ORDEN DIGITAL”

  • Mejorarás la forma de organizar las carpetas y archivos en tu negocio.
  • Crearás tu propio sistema documental, eficaz y eficiente.
  • Contenido GRATIS por tiempo limitado.
Consentimiento
Marketing por
Si te ha gustado, te agradezco que compartas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *